17 ene. 2011

ELEGIR EL CABECERO ADECUADO

El cabecero de la cama varia según las necesidades que tengas, por ejemplo puedes elegir un cabecero que esté formado por una pieza única o bien por uno que tenga las mesitas ya incorporadas.
Si deseas un dormitorio de ambiente clásico puedes decidirte por el tradicional cabezal de madera donde seguro encontrarás un gran surtido de estilos. Se recomienda elegir, además del estilo, el color de la madera para que no desentone con el resto de colores de tu dormitorio.
Para un dormitorio más moderno puedes optar por un cabecero de CAPITONÉ, este es un cabezal acolchado con botones que antiguamente se estilaba mucho pero con colores mucho más llamativos que los de antes.
Los cabezales de forja son una apuesta interesante a la hora de combinarlos con los distintos estilos de dormitorio. Una composición atrevida pero cuyo resultado es excelente es combinarlos con maderas como el wengué y el roble. Este tipo de cabecero no es recomendable si el dormitorio es de pequeñas dimensiones.
Otra de las opciones es realizar un cabecero de obra, esta es la mejor manera de ganar espacio y personalizar tu dormitorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario